¿Qué relación existe entre el consumo de antibióticos y la aparición de diarreas?

Relación entre el consumo de antibióticos y la aparición de diarreas
Relación entre el consumo de antibióticos y la aparición de diarreas

En la actualidad, tal y como recuerda la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: “los antibióticos se han convertido en medicamentos indispensables para el tratamiento de la mayoría de los procesos infecciosos bacterianos”.

En todo nuestro organismo habitan de forma natural bacterias que se consideran malas para nuestro organismo y bacterias que se consideran buenas. Mientras éstas se mantengan en un correcto equilibrio, nuestro organismo se mantiene estable. El problema se desencadena cuando este equilibrio se ve alterado y el número de bacterias malas aumenta con respecto al número de bacterias buenas.

El consumo de antibióticos, aunque se empleen en un momento determinado para eliminar las bacterias malas que se encuentran en nuestro cuerpo, también repercuten sobre las bacterias buenas de éste provocando sus conocidos efectos adversos. Entre estos cabe destacar la bajada de defensas que se produce en nuestro cuerpo tras su ingesta; motivo por el cual somos más propensos a coger infecciones, candidiasis; en el caso de las mujeres, o abundantes diarreas.

La aparición de diarrea y el consumo de antibióticos están directamente relacionados, ya que los antibióticos alteran la normalidad de los microorganismos que habitan dentro de nuestro cuerpo. Más concretamente, estos medicamentos provocan que se altere la flora digestiva habitual y, por tanto, se propicia la aparición de la diarrea.

Cómo tratar la diarrea tras la ingesta de antibióticos

Hay una serie de medidas que se recomiendan llevar a cabo.

  • Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que, a pesar de que los antibióticos nos provoquen diarreas, no hay que interrumpir el tratamiento a no ser que sea por consejo médico.
  • Hay que tener cuidado con la deshidratación. Es muy importante ingerir abundantes cantidades de agua.
  • Sigue una dieta variada, pero que contenga abundancia de alimentos como verduras crudas, ajos, cebollas, frutas frescas, yogures, etc.
  • Incluye Casenbiotic en tu dieta tras la toma de antibióticos o durante la terapia antibiótica. Es un complemento alimenticio que contiene Lactobacillus reuteri Protectis DSM 17938, una bacteria viva que habita de forma natural en la flora intestinal del ser humano ayudándole en el proceso digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *