¿Por qué fracaso al hacer dieta?

A todas nos cuesta. De hecho es escuchar la palabra “dieta” y una sensación de privación infinita nos invade.

Siempre es duro cambiar de hábitos y poner en orden nuestra alimentación. A lo largo del post de hoy analizaremos qué puede estar fallando para que no consigamos el éxito en nuestra dieta.

Lo que nunca debes pensar es que fracasas fácilmente. Quizás no has caído en la cuenta de que hay cosas que crees que estás haciendo bien cuando en realidad no es así y que debes evaluar siempre antes de decidir ponerte a régimen:

 

Piénsalo, ¿realmente necesitas perder peso?. La eterna pregunta, sí, pero debes planteártelo antes de comenzar una dieta. Muchas veces estamos en nuestro peso y ponemos en riesgo la salud con dietas que no necesitamos. Si realmente lo necesitas acude a un médico especialista en nutrición y endocrinología.

Marcarse objetivos inalcanzables. Puede ser que tengas en mente expectativas altas que no puedes cumplir (ni tienes por qué), como querer que tu cuerpo sea perfecto o se parezca al de la modelo de turno. Adelgazar no va a solucionarte la vida, sin duda, eso dependerá de otros muchos factores ajenos a tu físico.

Simplemente va a ayudar a que te veas mejor, más ligera y saludable si tu sobrepeso es significativo.

No necesito médicos, ¡la hago por mi cuenta!. Descarta esta opción, salvo que seas una experta en la materia. Es realmente imprudente hacer una dieta hecha por ti, puedes sufrir carencias y no ingerir las calorías suficientes puede desencadenar secuelas físicas importantes.

¿Existen los milagros?. Suena muy bonito pero confiar en milagros cuando hablamos de regímenes de adelgazamiento no es aconsejable. Perder peso requiere esfuerzo y una adaptación psicológica y física. Tampoco deposites tu confianza únicamente en los complementos alimenticios, ya que deberán tomarse como complemento a una dieta variada y equilibrada.

¿Hacer deporte? No, no, no. Es una parte fundamental a la hora de adelgazar. No hace falta que te conviertas en una atleta ni que contrates a un ‘personal trainer‘, tu cuerpo debe estar activo para quemar calorías y tonificarse mientras adelgaza.

Te cuesta ser constante. Es importante serlo pero tampoco te martirices si un día a la semana te permites una cena o comida ‘libre’ para descansar y darte una alegría. Al día siguiente, compensa con una comida más ligera.

No confíes en las dietas ‘exprés’ porque suelen provocar la recuperación del peso en un abrir y cerrar de ojos y además con algunos kilos añadidos.

Seguir una dieta acorde a nuestra vida. Ten muy en cuenta los hábitos que tú tienes, si tienes un alimento sin el que ‘no puedes vivir’, como el pan por ejemplo, intenta reducirlo y tomarlo en su versión más sana, por ejemplo cambiar pan blanco por integral, chocolate con leche por negro al 80%.

Si eliminas de golpe todo lo que te gusta te generará ansiedad y hará que tires la toalla rápidamente.

¿Es el momento para ponerme a dieta? Situaciones como un despido en el trabajo, si acabas de romper con tu pareja o tienes problemas personales no son el mejor momento para iniciar una dieta. Será más fácil hacerlo cuando te sientas bien contigo misma, con energía, estable y positiva.

Adiós a la vida social. No dejes de salir con tus amigos ni apartes el ocio que incluya comida de por medio. Busca alternativas como refrescos sin azúcar, pedir platos más ricos en verduras, pero no dejes de lado las cosas importantes como la familia y los amigos, ¡son la mejor compañía!htaccess сайтнегатив этоbetween

Escrito por
Más de Soy Mujer MEB

Helicobacter pylori: ¿cómo afecta a nuestro estómago?

Helicobacter pylori es un tipo de bacteria que causa infecciones en el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *