Lo que no sabes de las dietas detox

Seguro que has oído hablar de las dietas detox donde los zumos y licuados verdes sustituyen las cinco comidas del día. Sea cual sea tu motivo, deberías saber que tu cuerpo no necesita realizar ninguna dieta para eliminar toxinas.

El uso prolongado de una dieta hipocalórica sin unas pautas de actividad física puede dar lugar a una disminución de la tasa metabólica basal y a una pérdida importante de la masa muscular.
Estos son los principales responsables del “efecto rebote” o “efecto yoyó”, incrementando mucho más el peso, una vez dejada la restricción energética.

Una dieta baja en calorías (hipocalórica) mal programada puede ser un riesgo para la salud. Generalmente suelen ser muy restrictivas y monótonas, contrariamente a lo que debe ser una dieta equilibrada. Las dietas poco variadas conducen con gran frecuencia a deficiencias nutricionales.
Queremos darte 5 motivos para que empieces a comer sano.

1. Tu peso estará controlado.

Mantener una alimentación equilibrada permitirá que tu peso esté controlado y sea más regular. Comer con moderación puede ayudarte a quitarte esos kilitos de más, especialmente si lo combinas con ejercicio físico regular y evitas alimentos ricos en grasas.

2. Mejora tus defensas.

Comer la cantidad adecuada de alimentos que proporcionan al cuerpo las vitaminas y minerales que necesita, mejora y refuerza nuestras defensas y nos protege de *enfermedades como la diabetes, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y del cáncer.

3. Dale vida a tu corazón.

Ingerir alimentos saludables, como los cereales integrales, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo LDL, que es perjudicial para el corazón, al tiempo que aumenta el bueno (HDL), según indica la University of Maryland Medical Center (UMMC).

4. La dieta influye en el rendimiento mental.

La dieta es uno de los factores que influyen en el rendimiento mental. Debemos seguir unas pautas generales que nos permitan tener una dieta saludable que repercuta de forma positiva en nuestra capacidad de atención, memoria y concentración.

Toma nota de las siguientes pautas dietéticas:

• Aumentar la ingesta de fibra para amortiguar los niveles de glucemia (incrementar las raciones de frutas, verduras legumbres).
• Priorizar la elección de cereales integrales frente a los refinados.
• Incrementar la presencia del pescado en la dieta frente a la carne, en especial los derivados cárnicos procesados.
• Evitar en la medida de lo posible el consumo de azúcar refinado (dulces, bollería, azúcar de mesa).
• Haz un desayuno variado evitando productos azucarados y prioriza frutas, lácteos, fuentes magras de proteína y cereales integrales.

5. Dieta saludable = Dieta Mediterránea.

Según la Dra. Elena Segura (colaboradora de la AECC) la dieta mediterránea nos aporta los alimentos necesarios en la proporción y cantidad adecuada para el correcto funcionamiento del organismo.

Es la dieta que recomienda la Organización Mundial de la Salud para tener una buena calidad de vida.

Con respecto a los alimentos, se recomienda consumir preferentemente:

• Frutas y verduras frescas, 5 piezas al día.
• Cereales: arroz, pasta, pan, varias piezas al día.
• Legumbres tres veces por semana.
• Pescado tres veces por semana.
• Frutos secos.

Como ves, disfrutar de una buena comida es compatible con cuidar tu salud.касперский ошибкаПрименениеметоды

Escrito por
Más de Soy Mujer MEB

Diez Señales que indican una flora intestinal dañada

La flora intestinal es el conjunto de millones de microorganismos o microbiota que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *