Guía para sobrevivir a los primeros meses del bebé: consejos para una lactancia con éxito  

Si decides alimentar a tu bebé con lactancia materna, ¡felicidades! Comienzas un camino hacia la salud y bienestar de tu hijo. El principio no será fácil y por eso  trataremos de guiarte en esta estupenda etapa.

La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé. Te preguntarás, ¿pero no necesita tomar otros alimentos? No, los componentes de la leche materna protegerán a tu hijo mientras su sistema inmunitario completa su desarrollo, protegiéndole de enfermedades inmediatas como catarros, bronquiolitis, otitis o neumonía, entre otras, además de futuros problemas como asmaalergiaobesidad, o diabetes.

Además, según algunas investigaciones la lactancia materna ayuda a reducir el cólico del lactante y a que el bebé duerma mejor. Eso sí cuando una mujer se convierte en madre uno de sus mayores deseos es poder amamantar a su hijo pero ignoran que la lactancia es un trabajo de fondo que requiere constancia y esfuerzo.

¿Qué debes saber?

  1. Es vital poner al bebé al pecho nada más nacer ya que así podrá alimentarse del calostro que es la sustancia que producirás hasta la subida de la leche. Por este motivo es importante que no te separes de tu pequeño durante las primeras horas.

 

  1. La lactancia materna siempre debe ser a demanda: dar el pecho cada vez que observes síntomas en tu bebé que indiquen que tiene hambre (buscar constantemente con su boca, chuparse la mano, llorar…). Si no presenta estas señales es conveniente que al menos durante el primer mes de vida le pongas  a succionar más o menos cada 3 horas.

 

  1. Lo más difícil, despertarle: si pensabas que lo más complicado era conseguir que tu bebé se enganchara al pecho verás que al principio es casi más difícil conseguir despertarle para comer.

 

  1. «Mi bebé no sabe succionar»: eso es incorrecto. Todos los recién nacidos saben succionar, es algo innato, pero sí puede ocurrir que el enganche no sea el correcto. Es importante que la boca de tu bebé abarque todo tu pezón y que la areola no se vea prácticamente para que la succión sea correcta y evitar que sufras grietas.

 

  1. Subida de la leche: generalmente se produce entre el segundo y cuarto día después del parto pero en algunos casos puede tardar hasta una semana. Puedes notar algunos síntomas como fiebre o senos muy duros. Los primeros 15 días son esenciales y será donde se instaure la leche madura y la lactancia empiece un camino exitoso.

 

  1. ¿Cuánto tiempo deben durar las tomas?: muchas madres desearían que su pecho fuera transparente para poder saber a ciencia cierta la cantidad exacta de leche que toma su bebé o si ya ha conseguido vaciar un pecho. Como esto es imposible no te agobies pensando en el reloj y lo mejor es dejar al recién nacido succionando. Si se cansa o duerme trata de despertarle y mantenle al pecho hasta que se quite. Cuando lo haga, insiste, y si rechaza seguir comiendo, entonces puedes dar por terminada la toma.

 

  1. Evita el uso de chupetes y biberones: si quieres que tu bebé se alimente con lactancia materna exclusiva, intenta evitar el uso de chupetes y biberones durante al menos el primer mes de vida ya que pueden confundir al pequeño. Además, en el caso de los biberones el recién nacido aprenderá que la leche cae sola sin necesidad de hacer apenas fuerza y cuando intentes ponerle al pecho no querrá trabajar. ¡Evita que se haga vago!

 

  1. Mamá chupete: es frecuente escuchar a algunas madres contar que su bebé se duerme al pecho usándolas de chupete. ¿Es malo? ¡No! Los bebés hacen dos tipos de succión, nutritiva y no nutritiva. Evidentemente la primera se refiere al momento de la toma y la segunda es más relajada. El bebé succiona más lentamente acumulando la leche en su boca y tragando poco a poco. Esto relaja al pequeño y satisface su necesidad de succión.

Ahora ya tienes las claves para una lactancia exitosa. Sobre todo debes olvidar los mitos de la lactancia como que no tienes leche o que no alimenta. Salvo casos concretos todas las madres pueden iniciar una lactancia materna exclusiva exitosa siempre contando con mucho apoyo y asesoramiento adecuado, así que no te rindas y ánimo.толковая реклама новороссийсксделать страницukr-vestnik

Etiquetas desde la historia
, , ,
Escrito por
Más de Soy Mujer MEB

Anticonceptivos: mitos y verdades

Cuando escuchas las palabras ‘método anticonceptivo’, ¿cuáles son los primeros que se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *