Consejos para dejar de fumar

El cigarrillo del café o ese que te sienta “tan bien” después de comer. No lo vamos a negar, dejar de fumar es un proceso difícil y largo, pero no imposible.

Si lo has intentado varias veces y has recaído, ahora es un buen momento para intentar olvidar el tabaco definitivamente. Fuerza de voluntad, terapias de sustitución y un trabajo psicológico son las armas para vencer esa tentación en forma de humo. Lo más importante a la hora de dejar este hábito tan nocivo es estar convencido de ello.

¿Estás preparada? Ahí van unos consejos de experto:

  • Genera pensamientos positivos: dejar de fumar es un auténtico regalo para ti, tu familia, tus amigos, compañeros de trabajo…apóyate en ellos.
  • Ir al gimnasio es la mejor apuesta, ¡quemarás calorías, descargarás adrenalina y liberarás endorfinas!
  • Compensa tu dependencia al tabaco con una alimentación inteligente y equilibrada: come fruta y bebe agua (mucho líquido, como infusiones, zumos de fruta, smoothies, etc.).
  • Ten siempre a mano chicles, caramelos sin azúcar o palillos para los dientes (desenvolver un chicle reemplaza un poco el gesto de encender un cigarrillo).
  • Si ves que flojeas, métete en foros específicos para dejar de fumar. Te sentirás identificada y apoyada. Compartir los problemas siempre es muy efectivo a nivel emocional, te calmará.
  • Lo más eficiente es combinar los fármacos* (desde parches a chicles o pastillas que ayudan a vencer la dependencia física a la nicotina) con la terapia psicológica, que servirá para modificar tu conducta y tus hábitos. De hecho, la terapia piscológica es muy importante. Está comprobado que si se prescinde de esta parte, en un período de 3 a 6 meses habrá una recaída.
  • Prepara un buen programa para ocupar tu tiempo: da paseos, aprende una nueva actividad… Necesitas mantener la mente ocupada. Puede ser un buen momento para iniciarte en una actividad como la pintura, cocina, etc.
  • Vence el impulso de fumar. Dura de 3 a 5 minutos, ¿algunos trucos? Date una ducha o lávate los dientes, por ejemplo.
  • Relájate. El control de la respiración es vital: respira varias veces lenta y profundamente. Asistir a clases de yoga te enseñará a gestionar la fluidez en tu respiración.

Y ante todo SÉ PACIENTE: los primeros días son los más duros. Pero cada día que superes sin fumar, habrás ganado una batalla importante.

¡Piensa que tu salud es tu mejor recompensa!

*Siempre bajo la indicación de un especialista.payperprofits разводseo продвижение сайтаvk.com

Etiquetas desde la historia
, , , , , ,
Escrito por
Más de Soy Mujer MEB

Silvia Marsó: “sonreír es una actitud ante la vida”

Hoy entrevistamos a Silvia Marsó, actriz de dilatada experiencia en teatro y...
Leer más

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *