Silvia Marsó: “Lo que queremos es que los personajes femeninos no estén siempre al servicio de los personajes masculinos”

Compartimos la tercera parte de esta conversación que tuvimos con Silvia Marsó, nuestra actual embajadora de Casen Fibra. Después de tratar aspectos como su trabajo y su nutrición, Silvia habla de la situación de la mujer en el mundo de la interpretación. ¡No te pierdas lo que ha querido compartir con nosotros! 

Formas parte de la CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales), ¿cómo ves ahora a las mujeres en la industria?

Llevamos años luchando, exactamente diez años. Pertenezco a la junta directiva y todas las profesionales que estamos en esta asociación lo que queremos es que haya igualdad de oportunidades en los cargos y en los empleos dentro del sector audiovisual.

En el caso de las actrices lo que queremos es que los personajes femeninos no estén siempre al servicio de los personajes masculinos, que suelen ser los protagónicos. Hay películas, evidentemente en España, que también protagonizamos mujeres, pero la mayoría de personajes de mujeres o son mujeres muy jóvenes o son las juezas o la madre del protagonista. Pero personajes con identidad que sean las que muevan el motor de la acción de la película o las que decidan sobre su vida o sobre su entorno hay menos, entonces ya no es una cuestión de sueldos (aunque también habría que revisar esa parte ya que la mujer siempre gana menos), es una cuestión de contenidos.

El cine es lo que perdura puesto que se graba y es lo que verán las nuevas generaciones, y si ahora mismo hiciéramos un repaso de las 100 películas más importantes del cine español observaríamos que la mayoría, no te digo todas porque hay grandes directores que apuestan por las mujeres en sus historias, pero la mayoría de los personajes femeninos que aparecen son mujeres objeto, de deseo o incluso algunas suelen ser las malas, las que hacen que el hombre sea el sufridor o la ex pareja que toca las narices, que está presionando al protagonista y que no le deja vivir. Hay que revisar los contenidos porque estamos dando a las futuras generaciones una imagen errónea de lo que es nuestra sociedad.

¿Qué barreras crees que nos quedan por romper tanto a las mujeres como a los hombres?

 A ver, las mujeres las únicas barreras que tienen que romper son las que les impone la sociedad y las costumbres y sobre todo el machismo reinante, porque nosotras ya llevamos siglos luchando por encontrar nuestro lugar, nuestra profesión, ser independientes y formar parte en la creación de nuestros proyectos. Es la sociedad la que a veces da por hecho que una mujer no pueda tener cargos importantes. No hemos tenido una presidenta del Gobierno, por ejemplo, en España. Creo que hace falta que nuestro país se abra a darle más visibilidad a la mujer, estamos un poquito atrasados en eso.

El teatro es muy exigente a nivel físico y mental, ¿cómo te preparas para aguantar el ritmo?

Voy a clase de canto una vez a la semana desde hace años. Eso es lo que te mantiene bien para proyectar la voz y poder cantar, porque lo que hago es un espectáculo musical, y necesito tener una voz sana. Y no solamente los actores, me estoy dando cuenta de que hay mucha gente en la calle que está muy mal de la voz y que le cuesta mucho hablar… Y eso también genera estrés, cuidarse la garganta es algo muy importante, igual que cuidarse la vista, ¿acaso la gente no va al oculista una vez al año? La palabra es nuestro medio de comunicación y estoy sorprendida al ver tanta gente afónica o con nódulos; o con voz áspera y mal trabajada o mal cuidada.

Como actriz que explora tantos personajes diferentes y tiene tantos vaivenes emocionales, ¿cómo lo experimentas?

Como actriz me implico siempre emocionalmente en mis personajes, nunca lo hago externamente, pero esa sensibilidad o vulnerabilidad que pueda tener como persona de alguna manera también me ayuda a la hora de interpretar porque tengo todos los sentimientos muy a flor de piel. Hace poco descubrí que quizás estoy dentro de ese grupo de gente que se llama P.A.S. (Personas Altamente Sensibles) y que  se está  empezando a estudiar ahora a nivel psicológico.

Se ha descubierto que un 20% de la población de cualquier especie animal, incluyendo los humanos, son personas altamente sensibles, pero sensibles no solamente emocionalmente, sino también a la hora de percibir señales a través del oído, la visión, el olfato, etc. Y empecé a sospechar que lo soy,  porque las características comunes son que se tiene una sensibilidad especial para distinguir olores, percibir cuando alguien está de mal royo, para empatizar, para entender al que tienes delante y  darte cuenta de cosas que a lo mejor otros no perciben… Si alguien está enfadado o si a alguien le pasa algo. También somos personas que tenemos muchas alergias a lo químico o sintético porque tenemos hipersensibilidad en la piel y en las mucosas en la piel y hace poco caí en la cuenta de que por eso nunca he fumado. A estas personas normalmente el tabaco nos daña, en mi caso, nunca he podido fumar ni beber alcohol, porque al tragármelo me duele, me escuece y siento que me  hace daño. Son muy interesantes estos  estudios que están haciendo de lo que es este rasgo general que se encuentra en el 20% de la población de cada especie. ¿Para qué? Pues porque estos individuos, en las manadas, sirven para darse cuenta de si viene algún peligro o alguna amenaza para el grupo, para la especie… La naturaleza ha creado a este reducido tipo de población para que ayude al resto cuando perciben alguna alerta. Esta es la parte científica, pero yo llevo años dándome cuenta de esto y no sabía ponerle nombre.

Proyectas una energía de persona segura, confiada y fuerte. ¿Esta imagen se corresponde con la realidad?

(Risas) ¿Ah, sí? Pues no, no, no soy segura ni soy fuerte… Me siento una persona insegura, llena de contradicciones y de inseguridades… Me lo tengo que pensar todo mucho antes de hacerlo. Y tampoco soy fuerte, lo que sí reconozco es que tengo una capacidad innata para trabajar, luchar y un espíritu de sacrificio bastante intenso, pero en el fondo soy muy vulnerable, sobre todo emocionalmente.

Escrito por
Más de Soy Mujer MEB

Cinco Consejos para Romper la Rutina en la Pareja

Muchas parejas se encuentran con la rutina en su relación más íntima....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *